LA IMPORTANCIA DE LA ELECCIÓN DEL TIPO DE VÁLVULA.-POR FERNANDO GEA

,
LA IMPORTANCIA DE LA ELECCIÓN DEL TIPO DE VÁLVULA.-POR FERNANDO GEA

Antes que nada, basándonos en nuestra experiencia en la venta de válvulas, he de
afirmar que no existen tipos de válvulas buenas y malas. Cada una cumple una
misión, tiene unas determinadas prestaciones y presenta unas ventajas e
inconvenientes.

Así pues habremos de emplear el sentido común, pensar en los
requerimientos de la válvula y en la situación en la que ha de trabajar en campo,
para tratar de que cumpla su cometido de la forma más económica y precisa
posible generando para ello los mínimos problemas de mantenimiento.

 

Para ver las imágenes a mayor tamaño, pinchar sobre ellas

Vemos hoy un ejemplo de unas válvulas de compuerta de gran calibre (DN 500
mm) que abren y cierran todos los días por medio de una motorización que ante la
dificultad de realizarla en corriente continua se pasó a corriente alterna.

Por el dilatado plazo de entrega de los motores, y la urgencia de la obra, hubo que
entregar las válvulas en su mayoría sin actuador, suministrando posteriormente
los actuadores, por ello tuvo que venir varias veces un equipo especializado a
ajustar los finales de carrera y par de cierre, generándose en algún caso una
suculenta factura del servicio técnico.

 

Dado que las regulaciones se realizaron “sin agua”, hubo que volver a regular los
motores en situación real, bajo la amenaza de la anulación de garantía si
manipulábamos nosotros, por parte de la empresa proveedora de los motores.

El problema empieza con las primeras lluvias, las arquetas no tienen desagüe (y
dada la tromba de agua caída, quizás tampoco hubiese servido de mucho) y la
conexión del cableado no garantizaba la estanqueidad por el prensa que al menos
le hubiese dado un pequeño margen de aguante, con lo que a la primera de cambio
nos encontramos con una serie importante de actuadores que se “han mojado” y
por tanto no funcionan.

Hablamos con la casa y nos comentan que esto no tiene reparación y que hay que
cambiar el motor (unos 2.500 €).
Encontramos además un problema añadido, el frecuente uso de la válvula, y el
soportar toda la presión sólo de un lado, acabó propiciando un desgaste prematuro
en la tuerca del eje, cuya sustitución requirió de tres personas, más la grúa.
Operación que hubo que repetir en tres ocasiones y en diferentes válvulas.

 

 

Yo me pregunto: ¿Esto va a ser así cada vez que llueva?, ¿Con este servicio técnico,
la amenaza de anulación de garantía y la imposibilidad de reparar motores?, ¿Era
esta la opción más adecuada?
En esta situación, puesto que disponemos de presión suficiente, en vez de llevar
tendido eléctrico, nosotros hubiésemos planteado ofrecer la opción de poner una
válvula hidráulica de control 100% sumergible. Bien es verdad que nos podemos
encontrar con el problema de que se nos estropee el solenoide , pero a menos de 3
kilómetros encontraremos al menos dos empresas que por no llega a 30 € nos
venderán uno de repuesto y nuestro operario no tendrá problema en instalar.
Podremos además regular la velocidad de cierre y cualquier otra función que
deseemos aplicar.

Aquí podemos ver el caso inverso, se ha empleado una válvula hidráulica de
control, además sobredimensionada (DN 300 mm), en una ubicación donde sólo
disponemos de 3 m.c.a. y donde no había problema de suministro de electricidad.
La forma de “arreglarlo” fue quitarle el muelle a la cámara, para garantizar que con
esa presión pudiera abrir y utilizar una toma externa de presión para garantizar el
cierre.

 

El segundo problema es que por ser una válvula de flotador, estaba previsto el uso
de una boya de control, pero claro, el depósito tiene casi tres metros de altura y
claro, así la válvula apenas se abre.
Solución: ya que tenemos corriente eléctrica colocamos una boya eléctrica y un
solenoide conectado a un acelerador para propiciar un llenado y vaciado de
cámara relativamente rápido, y con garantías. Pero claro, uno piensa… Si el
depósito tiene válvulas de mariposa y compuerta dentro de la sala de llaves, ¿por
qué no colocar un motor en cualquiera de las llaves? Eso si, al estar
sobredimensionado, lo estamos condenando a realizar maniobras de apertura y
cierre cada 3 minutos. Amén del nada desdeñable sobrecoste de la válvula.

Evidentemente en campo disponemos de otra gran variedad de válvulas manuales
que funcionan de maravilla, compuertas, mariposas con palanca, mariposas con
reductor, mariposas Bi-excéntricas, hidráulicas tipo globo, tipo saunder.
Retenciones, ventosas, válvulas de esfera,… es cuestión de tener claro calidades
requeridas, frecuencia de uso, situación de la válvula , medio en el que va a estar
instalada, misión a cumplir, fiabilidad, precio de adquisición y coste de
mantenimiento.
En ocasiones un coste un poco más elevado en la adquisición justifica una
reducción de costes en el mantenimiento y una vida más saludable.

Fernando Gea
Técnico Comercial de Iberagua Levante, S.A.

 

Habilidades

Publicado el

4 abril, 2019

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que facilitas serán utilizados por Pedro Gea Padilla, como responsable de la web www.hydropgea.com. Serán utilizados para responder a los comentarios y consultas de los usuarios, así como enviar información y material descargable sobre temas de hidráulica. No serán cedidos a terceros  y serán almacenados en Webempresa,  proveedor de hosting de esta web. Tienes derecho a acceder, rectificar, cancelar y suprimir tus datos enviando un correo a pedro@hydropgea.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies