Este cuadro tiene 1,25 metros, para verlo a mayor tamaño del que aparece pinchar sobre el.

Las formaciones rocosas son impresionantes, con una antigüedad estimada en 4500 millones de años ligeramente inferior a la formación de la tierra, en sus componentes tienen mucha importancia el magma, los meteoritos, y la gran actividad sísmica que aún mantiene, por cabalgaduras de las placas tectónicas.
Este cuadro se podría catalogar como esas cosas especiales que no vemos con los ojos, sino con el corazón. Naturalmente no son como si yo hubiese estado allí, Los que pueden tener esta suerte porque entre otras cosas requiere el haber vivido la situación o sentir las mismas emociones del que si ha estado, cuando te lo cuenta
Cuando esta familia me hablaban del viaje por estas tierras, pude hacerme una composición de lugar tal, que después recordando las caras sentía dos sensaciones una la de haber estado allí y otra la necesidad de plasmarlo en un lienzo para recuerdo de ellos mismo con el paso de los años
Las imágenes que se ven con independencia del arbolado son una montaña rocosa. Una carretera larguísima y un monte muy lejano, La montaña le traía pensamientos relativos a la grandiosidad y fuerza de la naturaleza, la larga y recta carretera las grandes obras del hombre para dominarla. La montaña lejana los objetivos que puede llegar a alcanzar a lo largo de la vida
Para mi este cuadro es una invitación a la humildad por varias cosas. Relativas a la cantidad de cosas que desconozco mis limitaciones para transmitir mis sentimientos en este caso.       Me alienta el ver la satisfacción de quien lo ha de disfrutar

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies