Planteamiento:

Hemos estado estudiando el caso propuesto y ciertamente que es un poco singular, ya que aquí se produce, a la inversa que en condiciones normales, que los picos de consumo se producen por la noche, lo que nos obliga a darle unas vueltas al tema.

Se observa una importante variación de la presión desde una mínima de 1,6 bar hasta una máxima de 4,3 bar lo que supone una variación de 2,7 bar, y del caudal llegando a variar desde los 4 m3/h hasta 64 m3/h.

Todo esto somete a la tubería a un cambio constante de las condiciones de trabajo, lo que aumenta las posibilidades de roturas.

Objetivo:

Conseguir una mayor estabilización de las presiones para reducir la fatiga de la instalación, minimizar las fugas.

Propuesta:

La solución que nosotros planteamos es colocar dos válvulas en paralelo, ya que desde un Q min 4 m3/h hasta un Qmax 64 m3/h no da con una sola válvula.

En este caso la válvula pequeña en paralelo llevará el doble pilotaje dia/noche y quedará tarada la presión modo día de pongamos por caso 2,7 bar y la de noche a 2,2 y la grande con un único piloto tarada a modo noche p.ej. 2 bar. Durante el día funcionará casi exclusivamente la pequeña, pudiendo abrir también la grande en caso de necesidad de gran demanda. Para la noche la válvula pequeña permanecerá abierta tratando de mantener la presión a 2,2 bar, pero como será incapaz de abastecer los grandes caudales demandados, abrirá también la grande.

Por caudales recomendamos una válvula DN 50 con V-Port capaz de gestionar los caudales próximos a cero y doble pilotaje y una válvula DN 100 paso total reductora en paralelo montada en el esquema típico de doble válvula de seccionamiento, antes y después de cada reductora, Filtro cazapiedras, carretes de desmontaje y ventosa.

Es imprescindible para el correcto funcionamiento de la instalación la colocación de dos válvulas de seccionamiento por cada válvula y un filtro cazapiedras delante de cada una de ellas. El carrete de desmontaje, caso de ser necesario, se colocará aguas debajo de la reductora, para crear un distanciamiento entre el piloto y el volante de la válvula de seccionamiento aguas abajo.

El programador será autónomo de pilas, bien el modelo BL-IP configurable mediante Bluetooth o el modelo manual WP-1 de Rainbird, ambos para solenoides latch.

Los solenoides empleados serán de la casa Bürkert y con base en acero inoxidable para evitar incrustaciones y problemas de electrolisis al cambio de materiales con el resto del pilotaje que será completamente de acero inoxidable, incluso los relés hidráulicos, tubos, fitting y pilotos de control.

Conclusión: Se realiza el diseño tal y como estaba previsto. La regulación de las válvulas y la suavidad de las maniobras en el cambio de día a noche son excelentes.

Realizamos simulaciones hasta llegar a consumo cero y sorprende la suavidad y el control de los caudales mínimos. Pese a haber dejado tan sólo una diferencia de 2 m.c.a. entre el piloto de noche de la válvula pequeña y el piloto de noche de la válvula grande, no interfieren en absoluto, produciéndose de forma muy suave la transición de una válvula a la otra.

Resultado satisfactorio. Seguros y confiados en que la disminución en fugas y roturas rentabilizará la inversión en un cortísimo plazo de tiempo.

Fernando Gea. Técnico Comercial.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies