El teatro es un torrente de emociones que te recorren todo el cuerpo, es una luz que brilla dentro de todos nosotros, es un instante de paz.

El teatro es libertad, como una explosión, un fuego, una pasión.

El teatro es un suspiro de bondad, es un lazo invisible que nos une a todos, es un presente.

El teatro es un sentimiento, es una lágrima y una sonrisa, es el misterio que encierra cada persona, es un segundo de realidad.

El teatro es una mirada de amor a la humanidad, un abrazo, un suave beso en los labios de la eternidad.

El teatro es una conexión con todo lo que te rodea y todo cuanto llevas dentro, es una voz que clama con fuerza, es un canto de esperanza.

El teatro es el punto donde convergen calma y tempestad, quietud y movimiento.

Es la inmensidad del mar, el rugir de las olas, la claridad de un amanecer y la oscuridad de la noche.

El teatro es belleza, es una llamada de rebeldía, una voluntad y una expresión.

El teatro es tiempo, el teatro es arte, el teatro es vida, el teatro es magia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies