Para ver esta imagen a mayor tamaño, pinchar sobre ella

Se está poniendo el sol, estamos viviendo el final de la jornada, se oscurece, atrás queda un día de fatiga vivido en compañía de tu pareja, apenas la oscuridad permite ver la obra de tus manos, pero si te esfuerzas un poquito la distinguirás, está ahí frente a tus ojos.
Durante nuestra vida, muchas cosas responden al esfuerzo que hacemos, es más son proporcionales al mismo y al no dejarte llevar por el desánimo y el cansancio,  esto es el triunfo conseguido, se está  poniendo el sol, pero mañana volveremos a ver.
Este cuadro está tomado de la naturaleza cuando ya no se ve, pero el que lo ha trabajado sabe cada cosa donde está, para mí no ha tenido más dificultad que el conseguir ver donde no se ve,  por eso pinto como si fuera de día y luego hago una veladura, que lo oscurece.
Por mi situación física he de renunciar a vivir las mismas cosas, que antes encontraba tan naturales y que resulta que eran esas cosas las extraordinarias, ahora vivo de los recuerdos y de la imaginación de volver a estar viviéndolas y reviviéndolas, y esos son mis sentimientos al pintar estos cuadros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies