Para ver imagen  cuadro a mayor tamaño, pinchar sobre ella

Por causa del dichoso glaucoma he sido operado ya varias veces, mi visión es limitada y me produce una cierta distorsión. Hace ya muchos años y de un pintor sevillano, vi en una lámina este cuadro y me gusto y lo pinte, por avatares de la vida me quede sin él.
Por las dificultades de la visión me replantee el volverlo a pintar y me lo tomé como un reto personal vencer todas las dificultades y sacarlo como en mis mejores tiempos, desarrollando una serie de picardías para salir triunfante (ante mí) del reto
Cuando miro la copa, (como diría Camille Pissaro) centro del cuadro, veo el resto de cosas, inclusive el cuenco, como objetos que acompañan a la figura principal y me siento satisfecho del resultado obtenido.
Cuando pinto un cuadro y no es por hedonismo, lo hago para que me guste a mí.  Realmente me enamoro de las cosas y pongo todos mis sentidos y sentimientos en su realización, pero tengo que reconocer que en este cuadro pintado ya hace 15 años, han pesado las técnicas y la experiencia para su realización

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies